Espacio publicitario 900x90 pix

Opinión

BARRERAS ARQUITECTONICAS

Mi palabra de solidaridad y de respeto hacia todos cuantos se sobreponen a las dificultades, y por otro mi llamada de atención para reconvenir a quienes no se involucran eficientemente.

A menudo valoro experiencias transitorias, como el hambre y la sed, para calibrar lo que pueden sentir quienes padecen ciertas carencias permanentemente. 

Es el caso que alguien próximo a mí se encuentra confinado provisionalmente a una silla de ruedas, y ello me ha puesto de cara a lo que representan las llamadas barreras arquitectónicas. 

En principio, no me preocupan demasiado las limitaciones físicas. Siempre he concebido el cuerpo como el “envase” de la persona, como el estuche y la herramienta de la que hacemos uso para ser en el mundo e interrelacionarnos con otros. Este criterio, por una parte, me ha llevado a reverenciar el valor de ese equipo del que estamos dotados, a respetarlo, a cuidarlo, a maravillarme ante la milagrosa mecánica que rige su funcionamiento. Pero también siento que a veces está sobrevalorado, que lo importante es hacer cosas, con mayor o menor dificultad a pesar de las limitaciones, ocasionadas algunas veces por la edad. En ese sentido me identifico con la conocida reflexión atribuida a la Madre Teresa de Calcuta: “Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón. ¡Pero nunca te detengas!”. 

Sin embargo, no puedo dejar de observar que a veces pareciera que se trata de alcanzar el más difícil todavía: a las condiciones inherentes al individuo, se suman otras variables que derivan del entorno y que coliden con el cada vez más generalizado concepto de inclusión y el consiguiente “diseño para todos”, que procura que los espacios, productos, servicios y sistemas puedan ser utilizados por el mayor número posible de personas, atendiendo a la diversidad humana . 

Nuestra Constitución establece, en sus artículos 81 y 103, la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, que es el término que se emplea, acogiéndose a las consideraciones de la ONU. Del mismo modo, la Ley de Integración de Personas Incapacitadas, que data de 1993, prevé que se establezcan normas básicas para que los edificios, vías públicas, parques y jardines resulten accesibles a las personas que tienen alguna limitación motora, tanto en lo referente a nuevas construcciones, como en la adaptación de las ya existentes.

Así pues, existe un marco legal al que referirse en la materia. 

Por otra parte, da lo mismo lo que establezca la legislación si no se lleva a la práctica lo establecido en ella. En España, por ejemplo, el transporte público está adaptado para acoger las sillas de ruedas, pero esta medida no resulta muy útil si estas no pueden maniobrar para abordar los vehículos a causa de los determinantes de las aceras, o si los conductores se detienen en puntos inaccesibles de las paradas. Y eso que están previstas sanciones hasta por un millón de euros por vulnerar las normas de accesibilidad o igualdad de oportunidades. 

El  ejercicio cotidiano de vivir puede reportar múltiples ocasiones para percatarse de cuántos obstáculos se oponen a que todas las personas puedan lograr el máximo desarrollo de su potencial y evidencian cómo un sector de la sociedad se encuentra expuesto a restricciones que impiden que pueda participar de experiencias enriquecedoras, lo cual repercute, al mismo tiempo, en que su talento y su capacidad sean puestos al servicio de la comunidad. 

Vaya por un lado mi palabra de solidaridad y de respeto hacia todos cuantos se sobreponen a las dificultades, y por otro mi llamada de atención para reconvenir a quienes no se involucran de manera eficiente en la abolición de las barreras de toda índole. 

 

LINDA D' AMBROSIO linda.dambrosiom@gmail.com @ldambrosiom

LA MOSCA.COM.VE no se hace responsable por las declaraciones y conceptos emitidos en los artículos de opinión publicados en nuestro sitio Web, los cuales son de la exclusiva responsabilidad de sus autores.

 

05 de Nov, 2019
Compartir
Palabras claves

 

Maracaibo, Venezuela
20 de Noviembre, 2019

Espacio publicitario

Espacio publicitario