Espacio publicitario 900x90 pix

Política

¿CÓMO CONSIGUIÓ VENEZUELA UNA SILLA EN EL CONSEJO DE DD.HH. DE LA ONU?

El gobierno en disputa de Venezuela fue elegido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU con 105 votos, superando a Costa Rica, quien obtuvo 96.

 El hecho de que Venezuela, un país cuyo gobierno ‘ha cometido violaciones a derechos humanos’, según lo ha denunciado la propia ONU, consiguiera un puesto en el órgano dedicado a denunciar las afrontas contra los derechos inalienables generó rechazo internacional.

Tanto organizaciones defensoras de derechos humanos, como Humans Rights Watch, politicos y líderes gubernamentales, condenaron el resultado de la elección del jueves.

“Es impresionante [que estos países] dada la condición de irrespeto de los derechos humanos que existe en el país”, hayan votado por Venezuela, dijo a la Voz de América el embajador de Costa Rica ante la ONU, Rodrigo Carazo.

¿Cómo funciona la elección?

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU tiene 47 miembros que son elegidos por los 193 países que pertenecen a la Asamblea General. La votación es anónima, las naciones elegidas ocupan su puesto en el Consejo por un período de tres años y no pueden ser reelegidas más de dos veces consecutivas.

Los países están divididos en regiones —África, Asia Pacífico, Europa del Este, Latinoamérica y el Caribe; y Europa Occidental — a cada una le corresponde un número determinado de puestos. En el caso latinoamericano, la región tiene 8 puestos. Este año Brasil y Cuba acababan su periodo.

“Hay una lista de países en espera para entrar al consejo, bajo la teoría de que todos los países pueden participar”, explicó el embajador de Costa Rica.

Costa Rica, añadió Carazo, estaba en fila para el año 2023 pero decidió presentarse este año para ser el candidato ‘anti-Venezuela’. “Los vejámenes de millones de latinoamericanos bien ameritaban saltarse la fila y abrir la opción democrática”, dijo Carazo.

El país centromericano se presentó como candidato a dos semanas de la votación, en vista de que, estando como candidatos solamente Brasil y Venezuela, el gobierno en disputa de Nicolás Maduro tendría inmediatamente un puesto en el consejo.

¿Cómo consiguió Venezuela los votos?

Basta con dar una mirada a la lista de naciones que ocupan actualmente un puesto en el consejo para ver que el órgano no es precisamente el Olimpo de los países defensores de derechos humanos. Cuba, Arabia Saudí y Eritrea son ejemplos de gobiernos que han sido condenados por la ONU por cometer atropellos contra sus ciudadanos y, aún así, tienen un asiento.

“No creo que lo que vimos [el jueves] fue que 105 países ven que Venezuela es un ejemplo de [respeto a los] derechos humanos”, dijo a la VOA Richard Gowan, director para las Naciones Unidas de la ONG International Crisis Group. Esto es porque la intención de voto a los miembros del consejo tiene más que ver con un tema transaccional que con una declaración política.

“Tras bambalinas, los países prometen votar el uno por el otro a cambio de que se devuelva el favor” dando su apoyo en otras elecciones dentro de las Naciones Unidas, explicó Gowan.

Esto contribuyó a que, en el caso de Venezuela, la misión del gobierno en disputa lograra conseguir los votos necesarios para entrar al Consejo. “Muchos de los votos de Venezuela y Brasil ya estaban amarrados” con promesas, dijo a la VOA una fuente con conocimiento del asunto.

¿Qué consecuencias tiene la elección de Venezuela?

Para algunas ONG y activistas, que un representante de Maduro se siente en el Consejo tiene un objetivo claro: desviar la mirada de los abusos que se cometen en Venezuela y en sus países aliados. Según dijo un representante de la ONG Human Rights Watch a la VOA, “[los enviados de Maduro] quieren protegerse a si mismos y a sus aliados de criticismos legítimos”.

Estados Unidos, quien se retiró del Consejo de Derechos Humanos en el 2018 y es uno de los más intensos críticos del gobierno en disputa de Venezuela, comparte esta visión.

“No sorprende que Maduro haya buscado un puesto (…) en un esfuerzo por bloquear cualquier límite a su control represivo sobre el pueblo venezolano”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

Sin embargo, expertos discrepan de esta lectura. “No creo que [la elección de Venezuela] signifique necesariamente que el consejo de DD.HH. vaya a silenciarse respecto a Venezuela”, dijo Gowan a la VOA.

Un claro ejemplo es que en el 2018, mientras Venezuela estaba en el consejo y con Maduro en el poder, el órgano de la ONU pidió al gobierno en disputa aceptar la entrada de ayuda humanitarian al país e hizo la solicitud a la entonces recién electa Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de preparar su famoso informe sobre la situación en el país.

Otro caso es el de Filipinas, país que es miembro hasta el 2021 y no obstante, el consejo ordenó en julio de este año una investigación sobre abusos cometidos por el gobierno durante la guerra contra el narcotráfico en el país.

“Tener un puesto en el consejo no es un premio” por tener un récord en defensa de los derechos humanos, dijo Gowan.

 

 Voz de América Alejandra Arredondo

19 de Oct, 2019
Compartir
Palabras claves

 

Maracaibo, Venezuela
12 de Diciembre, 2019

Espacio publicitario

Espacio publicitario