Espacio publicitario 900x90 pix

Política

BONOS Y CLAP NO SOLUCIONAN EL PROBLEMA ALIMENTARIO FRENTE AL COVID-19

El activista de DDHH, Alfonzo Bolívar, repudió que no se planificara una estrategia de alimentación para atender a las poblaciones más vulnerables como personas de la tercera edad, niños, embarazadas, ante la pandemia del coronavirus.

"En primer lugar debemos referirnos a la precaria situación de los adultos mayores quienes devengan una pensión de unos dos dólares al mes. Muchos de ellos viven solos, sin contar con ningún tipo de ayuda, también está la situación de aquellos que tenían la suerte de recibir remesas del exterior de sus familiares, las cuales por la pandemia y la crisis en la economía mundial simplemente dejaron de llegar", explicó Bolívar.

Bolívar refirió que según reportes de prensa aproximadamente un 40 por ciento de los adultos mayores en Venezuela viven solos, debido a que sus hijos y nietos emigraron. "Estas personas son las más vulnerables, no cuentan con un ingreso fijo para alimentarse, es poco o nulo el apoyo de instituciones del Estado, por lo que dependen de la caridad de amigos, vecinos o de comedores o alimentos que donan algunas fundaciones privadas", dijo.

"Los adultos mayores están desnutridos, consumen muy pocas proteínas y escasa cantidad de frutas y vegetales", agregó.

El activista acotó que la situación de los niños más pequeños no es muy diferente, se estima que según la organización Cáritas, la desnutrición infantil en Venezuela ronda el 30 por ciento, situación que se agrava en medio de la cuarentena, debido a que muchas madres y padres, viven al día, es decir tienen que salir a diario a buscar el poco sustento para comprar alimentos para ese día, labor que se dificulta o se hace prácticamente imposible durante la cuarentena en Venezuela. De igual forma un informe de la ONU sobre el hambre en Venezuela reporta que más del 50 por ciento de los hogares venezolanos reporta inseguridad alimentaria, es decir que no perciben lo mínimo necesario para poder alimentar a la familia.

Bolívar recordó que en medio de la emergencia humanitaria compleja la dieta del venezolano promedio se basa en algo de carbohidratos y granos. «Arroz con lentejas, caraotas, o garbanzos, cuando hay granos, es el desayuno, almuerzo y cena, cuando se pueden hacer las tres comidas, de muchos venezolanos que se encuentran en situación de precariedad».

"Por ejemplo los bonos que da el régimen a través del instrumento de control político llamado carnet de la patria son de unos dos o tres dólares mensuales. Del mismo modo la caja Clap no alcanza para alimentar a una familia, es un paño caliente que alivia el hambre un par de días, pero no es la solución al problema alimentario en el país", detalló.

El activista indicó que ya en varios sectores populares de Caracas y en algunas regiones, se han presentado protestas debido a que algunas personas deben salir a la calle como buhoneros o a realizar algún trabajo eventual que le permita algún ingreso para paliar el hambre.

"De igual forma la escasez de alimentos campea, sumada a la hiper inflación y al alza de la divisa, que afecta al momento de calcular los precios, todo esto sumado crea una situación casi insostenible para que los venezolanos puedan alimentarse adecuadamente durante la cuarentena", finalizó

13 de Abr, 2020
Compartir
Palabras claves

 

Maracaibo, Venezuela
28 de Mayo, 2020

Espacio publicitario

Espacio publicitario